Fotografías

SONY DSC

SONY DSC

SONY DSC

SONY DSC

SONY DSC

 

Anuncios

Peter Samensil y el campamento 7

  • Muchas gracias Selena- Conteste yo al ser informado.

 

  • Nada Peter ya os dijimos que muchas cosas y su utilidad las iréis conociendo en el momento de necesitarlas.

 

Me di cuenta que la conversación con Selena había sido sin toda la tropa protectora a su lado, lo que me hizo sentirme en ese momento con un trato más cordial que los anteriores.

 

Y una vez instruidos en el arte de la lanza utilizando de diana varios árboles a los que íbamos perfeccionando la puntería y perfeccionando los movimientos en un ataque cuerpo a cuerpo, volvió a hablarnos Ramsar.

 

  • Creo que ya estáis familiarizados con este arma, como os dije cada canto había sido una selección propia y debéis de conocer su utilidad.
  • Necesito que liberéis vuestra cabeza de cualquier pensamiento y deseéis con todas vuestras fuerzas el conocer el poder de dichas piedras ya en forma de flecha.

 

Me entró la risa, no pude evitarlo. Alex miraba hacia la altura de cada árbol como si alcanzará al cielo o invocase a alguien, con cara de hacer un esfuerzo típico de un momento baño  sin obtener resultado alguno. La verdad es que los primeros minutos fueron de cualquier video simpático u obra teatral cómica.

 

Pero de pronto Brenda apuntando hacia un tipo de helecho denso hizo fuego con su lanza, mire su piedra y era anaranjada, tenía el color de las llamas y ella ya podía saber su utilidad.

 

Estando metidos en un bosque inmenso tenía dos opciones abatir aquel fuego lanzando alguna gota de mi manga como me había informado Selena o desear del mismo modo, que mi lanza apuntando al mismo lugar de las llamas, desvelara su poder. Rápidamente y con el mejor resultado que podía imaginar mi lanza abatió aquellas descomunales llamas, se habían congelado por completo convirtiendo los helechos en un cristal atrapados por el hielo.

 

-Bueno muy bien mucho más rápido de lo que yo pensaba, ahora os toca al resto. Ya puestos apuntar hacia el mismo punto.- Nos indicaba Ramsar.

 

Miré a Stella como inclinaba su brazo haciendo un plano oblicuo que apuntaba al mismo lugar, y también consiguió desvelar la magia de su flecha, los helechos volvieron al estado inicial como si hubieran retrocedido en el tiempo, me imagino que ese era el efecto ese o un efecto sanador.

 

Miré entonces los colores de nuestras puntas para recopilar la información necesaria para los combates y quien entonces debería de hacer uso de su poder, la flecha de Stella era rosada y la mía como había apreciado anteriormente como un cristal.

 

El siguiente en descubrir el poder de la lanza fue  David que origino un tornado que envolvió los helechos hasta arrancarlos del subsuelo. Stella se estaba divirtiendo con aquello y volvió a apuntar con su lanza volviendo a poner en su estado inicial al helecho.

 

Natalie también logró el objetivo y pudimos ver que consumió por completo el helecho dejándolo en unas tristes raíces podridas, me puse a pensar que efecto tendría sobre un animal o persona su poder. Puso una cara maliciosa Natalie, al saber que tenía un poder mortífero.

Pero nuevamente Stella volvió al estado inicial a aquel helecho. Cosa que creo que no le hizo ninguna gracia a Natalie por su manera de mirarla.

 

Y Alex mirándola con admiración logro que no así el primero como él pretendía, me imagino… se relajase y descubrió el poder que le acompañaría.

 

 

 

Para asombro me imagino que un helecho no era el más propicio para su ataque ya que su brazo y lanza se extendieron como un chicle dando un latigazo al helecho, fue tan ridícula la situación que todos comenzamos a reírnos sin poder controlarnos. Entonces Ramsar nos comunico que ante cualquier otra situación su flexibilidad podría ser de gran ayuda.

 

Volví a observar las piedras de sus lanzas la de Natalie totalmente negra, y la de Alex  de color blanco como si de un chicle se tratase.

 

Únicamente  quedaba por conocer las cualidades de las lanzas de Billy y Alexia.

 

Alexia había tratado de hacer todo tipo de intentos para averiguarlo, pero en este último al ver el poder de Alex se había dado cuenta de que ella antes de que lo conociéramos todos, ya lo sabía y permaneció callada durante unos minutos apuntando casi hacia el mismo plano que apuntaba Billy; de ese modo supo antes de que la lanza de Billy hiciera el efecto, que el poder de Billy era mimetizarse en lo que apuntara su lanza, absorbiendo sus poderes pero, a la vez podía según la manera que tuviera colocada la lanza tener un efecto sanador.

Fue descubrir todo esto Alexia y ver de seguido como desaparecía Billy incluida lanza apareciendo un helecho en su lugar por unos minutos, hasta que nuevamente apareció, de ese modo apunto con cuidado hacia Peter convirtiéndose en el por los mismos minutos, mientras que congelaba el helecho y girando su lanza la curaba de dicho hielo.

 

-Bueno Alexia, no es tan difícil-, le decía Alex impaciente por ver que sería lo siguiente.

 

Como ella no sabía cómo explicar su poder y necesitaba una prueba más para averiguarlo directamente le apunto a Alex con la lanza y antes de que el hablara ella se puso a decir lo que él pretendía decirla al hacerlo.

– ¿Qué haces? ¡Estás loca! Apunta hacia el helecho, ¿me estás leyendo la mente?-, y después de decir lo que el diría, ella contesto dentro de la conversación que ella sola lo había demostrado.

-Sí.-

 

Y así Peter por última vez observo los colores de las piedras talladas de Billy y Alexia.

La de Billy estaba dividida: en un lado se apreciaba un arco iris, en el otro lado era de color  rojo como la sangre. Del mismo modo miré de seguido la de Alexia que era como un espejo que proyectaba diciéndola por anticipado lo que ocurriría sobre lo que ella apuntara. Por lo que su poder era leer la mente y saber lo que iba a ocurrir.

 

No tuvimos en cuenta ninguna que sobraban dos lanzas y la verdad es que desconociendo a lo que nos íbamos a enfrentar estaba seguro de que necesitaríamos ayuda.

 

Cacahuetes

Aquí vuelo en pensamiento

Para llegar a destino,

Luis me sirve cacahuetes

Para cubrir mí camino.

Mona yo con mi paquete

Que voy pelando en mi mano

Me refiero a… los Manises

Que ya os veía pensando

Con cara de cachondeo;

Lo que os estoy relatando.

Miro en ventana ese cielo

Mientras engullo en bocado

Un puñado cacahuetes,

Que es un reto declarado

Cáscaras en bolsa metes

Una coleta en mi pelo;

Frutos secos custodiados

Que ya esta mona promete,

Casi llegar a destino.

En mente, pongo mi camino

Al Aeropuerto Manises.

El cielo… asoma de sus grises

Pues en nada hemos llegado

A una valencia que espera

Gestionada por Aena.

Avión… en pista se ha parado.

Un domingo que me lanza

Con frutos secos mi panza

Se ve llena por su engulle,

Y me muevo con cuidado

Pues maleta… es arrastrada.

Haces honores mi entrada

Pues me encuentro en Manises,

Que se ha llevado los grises

Por salitres rodeada,

Una arenita que pises

Me cojo así mi toalla…

¡Y a disfrutar de la playa!

Prohibido.

Ya sabía yo…

Que difícil nos resulta seguir las normas, es como la llamada de la selva a Tarzán.

Bueno Rebeldes por hoy pararé porque quiero disfrutar de mi familia, y porque hay días que la inspiración nos frena.

En una no hace mucho me ocurrió cuando me tome aquella famosa hamburguesa infernal.

Ahora si queréis dejarme tarea para mañana poniendo temas que os apetecería leer en poema ya sea con mi toque cómico o mi toque serio… será un placer hacerlos.

Besos a todos.

2765415e35c755479e00ac17a187ffe2

Ser Madre.

salafrancablog

Papel de madre te dieron en la obra de tu vida

El guión… no lo imprimieron. El instinto tu partida.

Maternidad en los veinte, que dejo atrás tus salidas

Mas el amor tu ingrediente, para sazonar tus días.

Responsabilidad incipiente… al final fue triplicada,

Dos preciosas princesillas y un querubín en la casa.

Madre coraje te hiciste para resolver horarios

Más el sudor de tu frente, fue evitando los calvarios.

Ya los pañales y arrullos se quedaron olvidados

Las nanas y estar pendiente… es un éxito alcanzado.

Ahora llegan las lecciones para  conseguir formarlos

Y que tengan un futuro, la cuestión es inculcarlo.

Ya  debaten o discuten ya no es un niño en tus brazos

Y te cuentan sus secretos, el ser madre crea lazos.

Son tu lucha para darles tal vez lo que no tuviste

Pues en un internado de monjas, acogida…  tú, te viste.

Por ellos eres cocinera…

Ver la entrada original 139 palabras más

LA VENGANZA DE JONNIE

Logré terminar el trabajo de mi mejor amigo Jonnie, el CD por el que dio su vida… vio la luz, haciendo que toda la mafia; acabara entre rejas por la cantidad de información que (aquel CD dentro de un maniquí) contenía.

 

Al menos eso pensaba, ya pasados dos meses y medio, cuando conduciendo en mi vehículo, me percaté por el espejo retrovisor de llevar un vehículo negro como sombra en cada giro y calle que me dirigía a mi destino.

 

Traté de hacer todos los quiebros posibles por la ciudad hasta que logré despistarlo.

 

Alargué mi trayecto para asegurarme de ello.

 

Mi cita con Jennifer, la postergue, para el jueves próximo y una vez aplazados mis planes, me dispuse a dirigirme a mi casa.

 

Subí las escaleras de aquel portal antiguo y al introducir la llave en mi piso, una mala sensación me recorrió todo el cuerpo.

 

Al abrir la puerta la vivienda estaba patas arriba, cajones volcados, muebles maltrechos en el suelo, al verlo… mi brazo se dirigió al armario del pasillo, para agarrar un bate que tenia de mis tiempos más jóvenes.

 

Un tornado había, por alguna razón, dado la vuelta a mi vivienda.

No había llegado la paz detrás de la muerte de mi amigo Jonnie, puede que simplemente hubiese comenzado una guerra.

 

Una contienda con una mafia. Puede que quisieran ajustar cuentas, tal vez no estaban todos como yo pensaba… metidos a la sombra.

 

Mi cabeza, ante el desorden, quiso encontrar el motivo. Levanté el sofá y pensé de manera más fría las opciones.

 

Por suerte, vivía en un piso de alquiler y dejando todo en perfecto estado, mi opción era, hasta averiguarlo, cambiarme de lugar.

 

Como gran amigo de Jonnie disponía de una copia de las llaves de su casa, en la que no vivía nadie, ya que sus padres, como hijo único, le dejaron aquel piso y para cuando sucedió todo, él se encontraba solo.

 

Era mi mejor opción, porque tal vez Jonnie había investigado mucho más, tal vez no solo hablábamos de aquella mafia y ellos solo habían sido unos sicarios que trataban de ocultar algo.

 

Me dispuse rápidamente a organizar todo y en 3 días, siendo muy precavido, había cambiado de lugar dejando mi piso de nuevo a su arrendador.

 

Fui subiendo totalmente todas las pertenencias y mientras que las introducía en aquella casa (que había pasado tan buenos ratos) mi cansancio pudo conmigo y me dejó vencido en el sofá.

El parque

VIERNES CREATIVO

El mundo… siguió avanzando a una velocidad apresurada.

Las ciudades crecían arrasando cada terreno para construcción. Continuaban creciendo, teniendo que elevar los edificios cada vez más y más altos.

Nos encontrábamos en el año 2077; y entre aquellos gigantes elevados, una contaminación, que tenía oculto un cielo azul, que ya no se conocía, y las fábricas, los coches… todo era propicio para una vida acelerada.

 

Personas contaminadas en una sociedad por tecnologías, antisocial.

 

Se llevaba anunciando un cambio, que llegaría aquel 19 de agosto de 2077, con un eclipse solar.

 

Pero tantas cosas se habían vaticinado hasta entonces… que la gente, se volvió incrédula.

 

Ese día… el sol se fue ocultando, ennegreciendo si cabía más aún, lo que difícilmente se conocía como mañana.

 

Se pararon los relojes, se pararon las personas, se paró el mundo… Menos los niños que fueron creciendo increíblemente hasta dejar las ciudades como diminutas miniaturas.

 

Se asomaron por encima de aquella capa gris a un mundo azul, escondido tras esa capa.

 

Marie, se pinchó con algo que sus pies pisaban y al querer quitárselo sus manos… elevaron como una alfombra toda aquella ciudad, mostrando un verde que tampoco conocían.

 

Los niños, no conscientes de una vida anterior, fueron poco a poco, como un regalo de navidad, a desenvolver aquello que la humanidad había ocultado.

 

Apareció un nuevo mundo, otro, el que había, el que un día siendo bello, por crecer, se perdió.

 

El sol volvió a mostrarse como lo podría haber pintado un niño en una hoja de papel muchos años atrás.

 

Los relojes, fueron girando a toda velocidad marcha atrás y cuando el eclipse se fue, las personas volvieron de aquella quietud, inconsciencia que en poco tiempo les meció en una laguna, que no recordaba nada más que su segunda oportunidad.

 

Aquellos niños, descendieron vertiginosamente a su estatura normal, apoyando nuevamente sus pies en un mullido parque, donde se les devolvió la inocencia de ser niños.