DSC_4014

El pelo era la comida

Para un loco peluquero,

Unas liendres que se anidan

Un león cubierto y fiero.

Una rubia, una morena,

Un castaño con melena

Un calvo va sin peinar,

Unas trenzas retorcidas

¡No puedo ni imaginar!

Las cantidades de pelos

Que al día… suelen faltar.

El pelo que nos recorre

Son unas vellosidades

Que para el frío socorren,

Ya que suelen abrigar

Para las adversidades.

El se suele repeinar

Puede, que para ligar.

Pues por él, el look cambiamos.

Durmiendo nos despeinamos

Y otra vez venga a peinar

Lo que dormidos… cardamos.

El pelo que hay en orejas

Que parecen escobillas.

Los pelos que hay en las cejas

Que nos sirven de sombrillas.

Para dos ojos con pelos

Que por pestañas cubiertas,

Son persianas para siestas

Y un abanico… sonoro.

Los pelos que nos recorren

Y la alegría del pelo,

Que para ser bien pilluelo

Entre los dedos y el sobe…

Hay melenas por el suelo.

El pelo que es depilado,

El pelo que es afeitado,

El pelo que fue tomado,

Voy sin pelos en la lengua

De todo lo que ya he contado.

Corto para al calor darle tregua

Largo, y en melena

Que en la sopa hay un pelo

Y me he quedado sin cena.

Los del gatito tumbado

Que juguetón quiero velcro

Y por más que me involucro…

De jugar con mi nenuco,

Hoy los pelos erizados

Se quedaron sin el truco

De los placeres mezclados.

Y cuando trato dormir, soy perseguido por ellos.

Mi mujer, planta mientras dormimos su pelo.

Tengo una mata en la cara,

Que se enmaraña en mis sueños

Logrando los desconsuelos.

Anuncios

5 comentarios en “Los pelos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s