No soy tu costilla ni tu pertenencia,

Soy como tantas mujeres que alumbran la vida

En un billete de ida de extensión desconocida,

Y los golpes de la vida aún mantienen mi inocencia.

No somos caminos que se hayan cruzado

Para coartar los sueños del otro

Pues llegamos independientes, enteros, sin rotos

Y los puentes que se unieron son un nítido quebrado.

Muchas veces los temores alimentan heridas

Soportan dolores con reiteradas caídas

Necias, tercas, orgullosas y ciegas

Pero son puñales en obstinadas entregas,

El encontrar la luz de un pasillo que ilumine sus salidas.

Somos propios, libres, con diferentes andares

Barco encallado que está a su deriva paralizado

Deterioro de oleaje embravecido en esos mares,

Que por no mover timón se muere obstinado

Sin conocer el ser feliz en los amares

Por un hipócrita amor esclavizado,

Que se ha llevado las ilusiones y soñares

Hasta que un día quites amarre… equivocado.

Anuncios

8 comentarios en “Amarre equivocado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s