salafrancablog

Al fin, se habían acabado los madrugones, comenzaban tres meses de días largos y cálidos, menos de un mes para el campamento y muchos días, para disfrutar de la piscina y de la compañía de Stella.

Cada día compartido con Stella y David, lo había vivido Peter con gran intensidad, parecía que el día tenía menos horas, el tiempo parecía ir más rápido, necesitaba  conocer todo sobre ella. Cosas que a simple vista, parecían poco importantes, pero, que para Peter, eran muy significativas, su color preferido, su signo, su fecha de nacimiento, el instituto al que iría, su plato preferido, todo cuanto Stella le pudiese contar sobre ella, le valía a Peter para conocerla un poco mejor.

Por ahora, ya sabía que le gustaba el color azul, que era piscis, nacida en el mes de marzo, que el próximo año el destino les juntaría en el mismo instituto, que la…

Ver la entrada original 314 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s