Un ring entre sábanas espera

Dos cuerpos que por besos son marcados,

La respiración excitada se exagera

El primer asalto… se termina con bocados.

Las telas son quitadas y la cama se enreda,

Las lenguas diablas son golpes certeros,

Que van siguiendo entre curvas su vereda.

Labios y placeres veneran en adversarios a su Dios Eros.

El segundo asalto es exultante,

Las manos emprenden nuevos golpes por caricias,

Provocando los gemidos con sus delicias

Un perímetro acolchado y excitante.

La contienda embiste por las caderas

Y el árbitro se pidió libre ese día.

De los senos como cumbres escaladas… te apoderas,

Y las mieles se hacen flujos mostrando su alegría.

Los cuerpos por goces terminan el combate

Que con golpes certeros… postrados les dejan,

Ese ring entre sábanas que emprenden las parejas

Tendrá que repetirse, pues quedó en empate.

Anuncios

25 comentarios en “El ring de la cama

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s