Solo en los grises áridos

Se cierra un cielo atado a esa esfera,

Que se pierde en respiración su tierra paralela

La semilla hueca… no prolifera,

Pero alguna vaina vacía en la vida se encuentra.

Maleza de podridos, adheridos, corrompidos

Que desfilan por el mundo… en pasarela.

Solo en este sin ser destartalado,

En colores perdidos sin camino

De esas raíces de árbol talado.

Captando un océano sin fin en lánguido sin sentido

Trato de resurgir y ser la rama del germino,

Que saca al fénix oculto pero alado

Que es el único cuerdo de este mundo tan ido.

Solo consciente de pedir un billete a ese tren que pasa

En lo muerto de la nada, asfalto mi propia carretera.

Pues llegó el momento en que el vaso se rebasa,

Y en el día de hoy… te queda una vida entera.

Anuncios

11 comentarios en “Tu propia carretera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s