Viernes Creativo

Como cada día, después del brutal accidente donde el destino se los arrebató, procedía a ese ritual donde se encontraba en su alma con ellos nuevamente.

Era curioso pensar que en pleno agosto… su despertar en aquel amanecer, en aquella colina, donde montaba la mesa para sus queridos, padres, pareja y hermano que aquel día tachado en calendario les hizo partir… siempre se mostraba gris, cubierto de una bruma donde se pixelaba todo el entorno menos aquella mesa, aquellas sillas, su desayuno puesto y el silencio de un viento susurrante.

Yo observaba a María, vestida de negro, pendiente de dar los buenos días a su familia, a sus grandes amores, tirando cada mañana de aquella cometa del limbo, para sentirse unida a ellos.

Observaba sus lágrimas mostrando la penitencia que había decidido tomar por si misma. Aquel fatídico día… María conducía su vehículo con todos ellos, con las prisas de pisar un acelerador para poder llegar a un estreno… que se convirtió en un horrible final.

Cada día hace aquel ritual, que ennegrece los colores con la culpa y la pena. Cada día, comienza sus mañanas con la sonrisa de hacerlos sentir a su lado, a pesar de que se fueron un maldito día tachado en calendario.

Anuncios

29 comentarios en “Aquel maldito día

  1. Que triste , por Dios. Son cosas que pasa y seguro , Maria hubiera querido morir ese dia. Porque nunca se olvidara y tendrá esa pena, de pensar que fue por su culpa. Asi que Silvia, si conduces ten cuidado, que te quiero aquí.Besos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s