Me he quedado pendiente, suspendida,

Viendo un minúsculo mundo bajo mis pies.

Logrando desde el uno contar hasta diez

Con una adrenalina enmudecida.

Estoy balanceada en un columpio vertiginoso

Que ha convertido en maqueta aquel demoledor foso

Un laberinto en calles que se hace maravilloso,

Mientras desde la quietud de contemplarlo… me poso.

Me relajo arrebatando los pensamientos de cada día,

Se hace inmensa pero mínima esta esfera girada y cristalina;

Que pinta colores entre melancolía y alegría

Y que hoy observo detrás de bambalina.

Inyecto oxigeno puro a mis pulmones,

Kilómetros bajan de las alturas con emociones.

Partes negras contaminando las ilusiones,

Los sueños son la maquinaria que activa corazones.

Antes de descender nuevamente a la realidad,

Me quedaré en la calma, que amplía la oquedad

De un mundo por descubrir ante mis ojos.

Mi mirada en columpio anclado, sube y baja a su antojo,

Ya con los pies sobre la tierra vuelvo a la igualdad,

Y con más ganas que nunca, el testigo de la vida cojo.

Anuncios

7 comentarios en “Suspendida en altura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s