El borracho ahogaba sus penas en vaso vacío,

El líquido… corría por sus venas en un cuerpo perdido.

Sequía en un hígado muerto y desprendido

Y la garganta quemaba las cuerdas con un whisky prendido.

No recuerda el borracho el inicio que sumergió sus penas,

En grados de desagrados donde ingestas de alcoholes… son sus cenas.

Suena el mareo tras varias horas, tripas de líquidos llenas.

Un títere y un guiñapo que no conoce las noches sobrias y serenas.

La razón oculta a la persona en la sinrazón borracha,

La ayuda de los que aún no se fueron la rechaza,

Y el borracho encuentra en la resaca el odiar su raza,

El bolsillo y lo poco que le queda, se deshilacha.

Neuronas poco a poco van muriendo en el olvido,

Su higiene y forma de ser se abandonó en el descuido.

De un cuerpo que se va quedando muerto y podrido,

De un tambaleo que se niega a vivir, quedándose ido.

El borracho sigue viendo vacío un vaso que se encuentra lleno,

Pues se ha querido limitar al no sentirse pleno.

Llenando un vaso continuamente que es soga que le va ahogando,

Triste vida la del borracho… sin sombra vagando.

Anuncios

6 comentarios en “El borracho

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s