salafrancablog

Peter, intentaba, ver a través de los cristales, las caras de los chicos con los que iba a compartir aquellos días y pudo apreciar que eran de diferentes edades. Muchos de la edad de Peter, pero también otros tantos mayores que él. Las edades oscilaban entre los once y dieciséis años.

Mientras, llego un equipo de bienvenida con monitores y monitoras, casi todos ellos jóvenes.

Christian acercó a Peter a su lado y le dijo:

– Bueno, se acabó la espera. ¿Estás dispuesto para ver a tus compañeros de campamento? – Peter asintió con la cabeza.

Estaba toda la entrada repleta de autobuses. Se abrieron los maleteros casi a la vez, enseñando sus entrañas llenas de mochilas y sacos de dormir. Las puertas se abrieron y los chicos comenzaron a bajar. Todos bajaban con mucha alegría. Seguramente alguno de ellos repetía la experiencia de otros años anteriores.

Christian de nuevo…

Ver la entrada original 955 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s