Oh puertas abiertas para el otoño

Que anuncias tu llegada regando un madroño.

Oh bajada de temperaturas

Nubes, rayos y truenos de las alturas.

Oh azotador de temperaturas,

Que por salir corriendo para evitar las lluvias, ¡casi me escoño!

Sonríes la despedida del verano

Arrastrando los dorados a pieles blancas.

Oh tú que escondes nuestro Dios troyano

Para casi cambiar piernas, por ancas.

Las fábricas de pañuelos harán su agosto

A pesar de justo haberlo despedido,

Y la poca tela se volverá de abrigo

Para como cebollas… no averiguar ni el rostro.

Frío que de ti no me fio,

Pues te introduces en huesos para verme en la cama,

Y no hay año que estos cambios no vean ese drama,

Haciendo que ventiscas y monzones… sean mi desafío.

Oh tu que nos regalas los constipados

El dolor de garganta y gripes con fiebres altas,

Oh pobre de nosotros que no estamos preparados

Y no evitamos la fragilidad del cuerpo ni con 200 mantas.

Oh a ti que te entrego mis días para lo que nos traigas.

Haz que esta friolera, se haga por huesos vigas.

Donde las inclemencias no se hagan enemigas

Y donde haya un plato caliente… de buenas migas.

Anuncios

11 comentarios en “Oda al frío

    1. Siiiiii mi pareja siempre me debe de odiar cuando llega el frío, los pies se me ponen como un bloque de hielo y al entrar en la cama como buen bichejo que soy van directos a sus riñones jajaja por lo demás los abrazos en días fríos son lo MEJOR !!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s