salafrancablog

A las ocho de la mañana, todo el mundo despertó con el sonido del canto de un gallo. Era el sonido de despertar de campamento, puesto por megafonía. Tres cantos seguidos y luego música. Hora de desperezarse.

Diez minutos más tarde,  los monitores llamaban a las puertas de las cabañas para hacer reaccionar a los más rezagados.

Chicos y chicas salían de sus cabañas y se dirigían a los baños. Algunos iban en pijama, otros ya vestidos.

Al cabo de media hora, todo el mundo ya estaba medio organizado y se encaminaban al comedor para desayunar.

Ya en las mesas, mientras desayunaban, los monitores iban apuntando los talleres a los que se apuntarían cada uno. Peter había ido a por bollos para todos y cuando Christian la vio aparecer con un plato a rebosar puso cara de sorpresa.-

– Vaya, eso es tener apetito. Vas a tener energías para hacer…

Ver la entrada original 157 palabras más

Anuncios

3 comentarios en “Peter Samensil y el Campamento 4.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s