Pensé nacer fuerte hasta que te conocí

El raciocinio se fue cuando te vi.

Débil, un muñeco frágil de cristal.

Hoy conozco que el amor es un mal

Que me deja muerto en la quimera que no pedí.

Se ata mi corazón a tu existencia,

Solo sabe latir por tu presencia

Y por miedo muero cuando no estás.

Solo saben mis pasos estar detrás,

Me hiciste ser tu sombra por tu esencia.

Ni los años ni los daños de experiencia,

Pudieron dar coherencia a aquella ciencia

Que trata de subsistir en esta vida.

Pues no tenerte causó mi despedida,

Un pobre vivo que te ruega tu presencia.

Y ahora que decides no quererme

Muero fustigado por dolores.

Van clavándose cuchillos por amores,

Por un cuerpo que en mis sueños me concierne

Y despierto ha sufrido tus dolores.

Dejando loco a este pobre hombre que se pierde.

Anuncios

14 comentarios en “Mi mal

  1. A veces considero el mejor remedio para los desamores es guardar el corazón dentro de un baúl de acero, echarlo al mar desde un bajel y el plano de situación al fuego. Y si no celebras mi existencia, ni un sólo día al año, a partir de ese instante al vacio de mi pecho, con tu desprecio, no podrás hacerle más daño. Un beso.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s