salafrancablog

Los dos días siguientes, transcurrieron llenos de juegos, risas y actividades variadas. Ya se manejaban como expertos con los nudos y en más de una ocasión al levantarse de la mesa del comedor David, había practicado con los chicos atándoles los cordones de las botas a las patas de las sillas sin que se dieran cuenta. Nombres de nudos como el nudo de pescar, el franciscano, el ahorcado, el llano múltiple ya no tenían secretos para ellos.

Natalie y Billy, para desgracia de Alexia, que no era muy amante de los insectos, andaban a todas partes acompañados de un bote pequeño de plástico transparente. Siempre lleno de saltamontes, hormigas y alguna que otra mariposa.

Dentro del grupo de ocho, al igual que nudos, se formaron lazos.

Natalie se encontraba mucho más calmada y amigable en el trato con Stella. Seguramente porque había encontrado en Billy algo más que un compañero…

Ver la entrada original 579 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s