Se encuentra a medio gas un gitano sucio, hambriento, separado de su clan observando la cima, respirando un mundo que le vio nacer. Apartado no se quiere aludir, pues desearía estar muerto.

 

Son tantas las duquelas que se clavan en su pecho, que carraspea un cante hondo para silenciarlas. Mientras que mira asombrado aquella cima y se siente corcel libre del lamento.

Anuncios

12 comentarios en “A medio gas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s