Así mientras que observaba su figura en el baño desmaquillándose, me llenaba el pecho de un aire que parecía haber sido inexistente hasta conocerla.

 

Encendió la luz de la mesilla y pegó un salto en la cama abrazándome muy fuerte.

 

  • Pero señorita…-
  • Te tengo, eres mío Javier- dijo metiéndose en la cama
  • ¡Madre mía!- se sobresaltó Javier – ¿la puedo descambiar aún?-
  • Vale… pongo los pies alejados-
  • Pero si eso… no son pies, sino carámbanos-
  • Jajaja y te prometo que estoy viva-

 

Era como sin conocerla verdaderamente, hubiera estado con ella siempre, dentro de las sorpresas que como hoy me esperarían; era la pieza de  puzzle que encajaba a la perfección.

 

Reposó en mi hombro su cabeza mirándome, abrazándome con fuerza mientras que yo al igual la rodeaba, una cama enorme vacía, mientras que nos estrechábamos convertidos en un ovillo.  Feliz la miraba y cayó en mi hombro rendida.

 

Se abría la mañana metida en la despedida de su noche, la cama no se deshizo más que en aquella esquinita, de dos cuerpos fundidos en sueños.

 

El despertador del móvil de Javier, le hizo tener que separarse de aquella Paz tan reconfortante.

 

Paz con casi dos horas más para arrancar su cuerpo de aquella cama, se incorporó al sentir como se vestía.

 

  • Shhhhh, es pronto aún pequeña, luego te llamo, no te desveles-

 

Mientras que tiernamente la regaba besos en su rostro.

 

Viéndose los dos en sus respectivos trabajos, Javier le mando un mensaje al móvil a Paz.

 

  • ¿Cómo está lo más bonito del firmamento? Hoy sales a las 15 horas, aunque sea tarde, te apetece que te recoja en tu trabajo y, ¿vayamos a comer? –

 

Paz estando en la sala de enfermeras escuchó sonar su móvil mientras que a la par uno de los timbres de habitación se encendió, por lo que tuvo que dejar para más tarde el mirarlo.

 

Procediendo después por los baños de neonatos, el cambio de habitaciones y aseo de pacientes, más la bajada a farmacia para reposición de material de planta…

Hasta su media hora de descanso a las 10:00, no le mirar.

 

Fue bajar a cafetería y miró su móvil con una gran sonrisa que la ilumino más que el café que se acababa de pedir.

 

  • Genial te veo a esa hora, desde que te fuiste te estoy echando de menos amor-

 

Y así pasaron las horas hasta las 14:45 donde de nuevo el tiempo se ralentizó.

 

 

El cambio de turno por suerte llego para Paz y se agilizó en dar los informes de planta a sus compañeras.

Se fue a los vestuarios sacando de la taquilla su ropa y dejando su uniforme blanco colgado.

 

Poniéndose aquel vestido con el que en la mañana había llegado en el vestuario. No podía controlar el saber que había quedado con Javier, dejando su ropa interior metida en su bolso, se acercó después al espejo, soltándose el pelo castaño que le llegaba a la espalda.

 

Se pintó sutilmente la línea del ojo para resaltar sus ojos almendrados, y simplemente se aplico vaselina en sus labios rosados, después miró la hora viendo que estaba a tres minutos de poder fichar su hora de salida.

 

Bajando a la planta baja donde pasaban aquella tarjeta que controlaba los horarios de los trabajadores se puso de las primeras para poder salir. Cuando recibió un nuevo mensaje de Javier:

 

  • Pequeñaja estoy en doble fila justo girando a la derecha, ¡que ganitas de verte!-

Con sonrisa de colegiala al recibirlo…

  • Vamos chicos que tengo prisa –

 

Mientras que le decía un celador:

 

  • Claro como el resto o te piensas que deseamos quedarnos aquí, ya me contarás mañana esa cara de felicidad-
  • Oído cocina. Pablo mañana te cuento, dale besos a Beatriz de mi parte-

 

Mientras que salía por la puerta disparada.

Anuncios

20 comentarios en “Paz

    1. Como me conoces, fueron cuatro años de correturnos en la clínica privada de la Milagrosa, y si no hay cotilleos 🙂 la prisa está asegurada, jajaja. ( Aunque yo nunca he sido de cotilleos creo que las vecinas como me aparto de sus lenguas viperinas me ven como un bicho verde 🙂 y al recoger en el colegio a mis hijos igual.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s