• Claro como el resto o te piensas que deseamos quedarnos aquí, ya me contarás mañana esa cara de felicidad-
  • Oído cocina, Pablo mañana te cuento, dale besos a Beatriz de mi parte-

 

Mientras que salía por la puerta disparada.

 

Giró a la derecha y ahí estaba Javier sonriente:

  • Hola bombón- decía Paz cariñosa mientras que se subía al coche y dentro se quitaba el abrigo, inclinándose después para darle un beso mientras que se ponía el cinturón.
  • Hola princesa, te apetece algún sitio en especial o te llevo a uno que no queda muy lejos-
  • Donde tú elijas estará bien- Me respondió Paz con su sonrisa perenne.

 

No pude evitar mirarla como todos los días atrás, admirado. Recorriéndola con la mirada pude intuir sus aureolas en aquel vestido salmón que llevaba puesto.

 

  • Mejor no te digo nada pero tu pretendes que a mí me de un infarto, creo que en la comida no voy a poder dejar de mirarte-
  • Bueno eso no es malo ¿No?-
  • Por supuesto que no –

 

Únicamente dio tiempo a contarnos nuestro día de trabajo… cuando ya habíamos llegado al destino.

 

-No es una gran cosa pero hacen comida muy casera, la cocina cierra tarde y también tiene un comedor muy acogedor e íntimo-

– El sitio perfecto- respondió rápidamente.

 

Al igual que el día anterior nos metimos en un comedor pero esta vez Paz no quería estar enfrente sino a mi lado.

La decoración era acogedora con manteles largos color beige y unos bonitos jarrones con flores en el centro, nos tomaron nota del menú y mientras que el camarero se iba a por las bebidas… Paz se puso el mantel sobre sus piernas.

 

  • ¿Tienes frío?- la pregunte al hacer aquel gesto.

Su sonrisa traviesa casi me había respondido que no era ese el motivo.

 

Mi mano pasada bajo el mantel quería conocer que me había preparado, posando la mano por su muslo lo subí para trastear en su juego, llegando al límite de la pierna su sexo estaba sin lencería alguna.

 

La sorpresa me ruborizó mientras que el camarero nos ponía la bebida en la mesa, y yo me quede rígido agachándome para disimular, como si algo se me hubiera caído, para esconder mi sonrojo.

 

Volvió a retirarse el camarero.

 

-Voy a tener que aplicarla unos cuantos azotes por ser tan mala-

 

  • Ummm entonces tendré que serlo mucho más-
  • Jajaja declaro mi vida para ti, porque creo que no me aburriré nunca-

 

Comieron entre risas sus primeros platos, envueltos en complicidad.

 

  • ¿Qué tal está la comida? La pregunté

 

  • Luego esa pregunta me la respondes tú- me dijo con su cara de bicho constante.
  • Jajaja eres un diablo, muy bonito pero un verdadero diablo.
  • ¿quieres que sea diablo? Me dijo ella con una mirada que se saciaba de mí, quedándose nuevamente con el segundo plato, solos…
  • Baja de nuevo tu mano Javier-

 

Yo no podía negarme con esa mirada de deseo que me ponía, de hacerlo… tendría que ser igual de perverso con ella que lo estaba siendo conmigo, el caso es que tal juego con el comedor medio lleno, sin que supieran lo que pasaba bajo el mantel, me estaba realmente excitando.

 

Y mi mano descendió por sus piernas alcanzando su sexo, mi deseo, su flor abierta bajo la mesa. Mis dedos sumergidos en ella lubricándose de deseo y ella con su cara de dama frente a otros comensales que desconocían nuestro juego, frenó mi mano, que no quería parar su juego y volvió a emprender una conversación como si no hubiera ocurrido nada.

 

El segundo plato me tuvo enloquecido por ese momento. Cada vez que el tenedor subía a mi boca… deliciosamente se acercaba a mi olfato y bajo aquel mantel largo, me embravecía de desear salir de aquel restaurante y seguir jugando con su cuerpo.

Encima me venía a la cabeza su imagen del día anterior posada en la mesa de su salón siendo mi postre, tenía que tratar de pensar en otra cosa para conseguir relajarme.

 

Nos entraron las prisas a ambos por terminar y de ese modo salimos de aquel lugar dirigiéndonos al parking donde se encontraba el coche.

 

Anuncios

18 comentarios en “Paz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s