• Bueno si quieres paso por mi casa cojo unas cuantas cosillas para poder cambiarme para mañana y hoy lo pasamos en tu piso-
  • Vale me parece bien-

 

 

Supongo, ya que estábamos cada día acelerando una situación con el nombre de pareja, que Paz tenía ganas de conocer un poco más de mi forma de vivir; y de ese modo llegamos primero a su piso, cogió rápidamente unas cuantas cosas sin necesitar que yo subiera y en nada, nos encontrábamos en mi barrio.

 

Había realizado una buena compra como para prepararla una bonita cena y así subimos en el ascensor al ático donde yo vivía.

 

Al abrir la puerta como una niña fue paseando por ella con cara de agrado y una vez pasó por cada habitación… volvió a mí rodeándome.

 

  • Tienes muy buen gusto Javier y una casa verdaderamente bonita-
  • Claro que tengo buen gusto, por eso estoy contigo-

 

 

La digestión ya la habíamos hecho pero entre abrazos y arrumacos acabamos en la cama descansando una media hora larga nuestros cuerpos.

 

Hasta que Paz ya desvelada se recostó en mi hombro, mientras que me miraba pasando con cariño sus manos por mi cara.

 

-Bueno señorita que al final se nos va la tarde, yo me voy a duchar-

-Bueno entonces nos vamos a duchar- afirmó ella con su cara pícara.

 

Y  así ambos cuerpos desnudos se dirigieron al baño de su habitación principal.

 

Se agachó a un armario bajo el lavabo sacando una toalla grande.

 

Y su ducha de obra se vio ocupada por dos cuerpos que nuevamente se acariciaban.

 

Esta vez quise cambiar los papeles del juego poseyéndola, poniéndola de espaldas, pegando su cuerpo contra los azulejos pero… mi juego fue breve ya que ella agarrando fuertemente mi cabello dirigió mi cabeza arrodillándome a su placer.

 

Se nos pasó aquel día en el roce de los cuerpos, de los besos.

 

Se nos fue entre las sonrisas, confesiones y los juegos.

 

Y después de una cena preparada por ambos y varias copas brindadas, nos vimos ya tarde después de mucho hablar, metiéndonos de nuevo en la cama.

 

Se me estaban pasando los días muy rápidos y viendo lo feliz que me encontraba, deseaba que mi vida pegada a la de Paz no avanzara en el reloj, que movió un mes el calendario.

 

Anuncios

30 comentarios en “Paz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s