Luna que te ves esplendorosa y bella,

Luna que alumbras en la noche estando llena

Y en tu tímida fase nueva, cuentas en la noche las estrellas,

En silencios acostados y somnolientos… sueñas.

Luna que asciendes a los cielos oscuros

Te sientes contemplada entre murmullos.

Las nanas te acompañan por dulces susurros,

Atravesando con tu tez plateada… inmensos muros.

Menguante sonríes a quien te observa

Haciéndote dama, reina y minerva.

Pues muchos te veneran como su Diosa,

El sol te turna, sus rayos en tu esfera reposan

Y la niña amante de la luna… se hizo su sierva.

 

Anuncios

26 comentarios en “La luna y la sierva

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s