Los reyes e hijos de cada pueblo estaban hablando con mucho respeto entre ellos y pienso que si la separación de estos había sucedido por algún motivo importante, el acontecimiento en el bosque durante nuestra caza y la reacción de Brenda, los había unido nuevamente, sin que se percibiera rencor alguno.

 

Se veían familias completas, se bailo y se comió hasta saciarnos, bebimos de nuestra agua pura del árbol y entonces mirando a mi alrededor comprendí que allí no existía la noche.

 

Selena se acerco a mí, no sé si sintió que trataba de analizar todo.

 

  • Estarás notando que todos tus compañeros están disfrutando mucho.
  • Sí, es cierto Selena ¡muchas gracias!, princesa Selena ¿te puedo hacer una pregunta?-
  • Claro Peter, si te la puedo contestar te la responderé-
  • Es que en nuestro mundo las cosas son diferentes, no calculo el tiempo que llevamos aquí, no sé si disponéis de tiempo Veo que no habláis de la noche, cosa que nosotros en nuestro mundo tenemos cada día cuando desaparece el sol y comienza a escurecer, y allí cuando llega… la gente descansa. No me veo para nada cansado, pero estoy algo confundido-
  • Peter, no me has preguntado nada importante, conocemos las diferencias de vuestro mundo al nuestro porque como os dijimos, ya han estado niños en otras ocasiones para estabilizar el deterioro de él, ese es el motivo de necesitaros ya que sois inocentes como niños y esa inocencia no existe aquí. Como habrás visto el árbol sabio te pidió mojar tu manga en el agua que mojaba sus raíces, esa agua os hace aclimataros a nuestro mundo, no tenemos noche, no existe el descanso pero es que no nos hace falta. Y ninguno bebiendo dicha agua puede encontrarse cansado porque os hace que el cuerpo aunque despierto descanse según sus necesidades.-
  • Entonces… ¿dormir no dormiremos?-
  • Peter me has preguntado y te contesto que según tu mundo ya lleváis un día y medio aquí, de ese modo lo diríais vosotros, si fuera una necesidad lo haríais, pero el pueblo de las tinieblas, el de la lengua bífida, el de los cuatro brazos… y así todo nuestro mundo no descansan o duermen, por lo que en cualquier pueblo si no estuvierais adaptados a él, os podrían pillar desprevenidos y atacaros por lo que todo esto acabaría-
  • Claro, ya lo he comprendido princesa Selena. ¡Gracias por responder mis dudas!-
  • Nada Peter trata de pensar con la mentalidad de aquí, como un niño que nace y aprende a decir sus primeras palabras, y disfruta con tus compañeros. Como os informó Ramsar, os queda un camino muy largo y después de que desaparezcan las estrellas de nuestro sol emprenderéis el camino.-

 

Mientras me decía esto me ponía la mano en el hombro, en ese instante me vino a la cabeza mi madre sus luchas, su entrega, las ganas de verla y de que todo saliera como el árbol sabio había augurado.

 

 

 

Salí corriendo hacia Billy, David y Stella, comprendí que no podía desaparecer mi jersey como me había indicado el árbol sabio ya que de aquel agua o del que había en las cantimploras, dependían muchas cosas. Aquella manga era como el café que mantenía a mi madre despierta en alguna noche, donde la quedaban cosas por hacer.

 

Arthur tuvo un acercamiento hacia Brenda, aleteando hasta su nariz…

 

  • Hola me alegra mucho que estéis todos disfrutando tanto, se que te di las gracias pero conociendo que las tinieblas van poco a poco invadiendo nuestro mundo hable con mis padres y al igual que Jharten, le he pedido sumarme a la batalla por lo que si me haces los honores… trataré de ser tu protector así en alguna podré devolverte tu buena obra-

 

Brenda no sabía que contestar su buena intención había sido de manera inconsciente y únicamente supo decir:

 

  • El honor será mío príncipe Arthur-

 

Y después de realmente disfrutar y mezclarnos con los gustos y costumbres de ambos pueblos, aquella inmensa claridad que descubría por completo hasta la más minúscula flor del bosque, se fue atenuando.

 

 

  • ¡Ha llegado el momento! Nos encantaría alargar estos momentos pero no disponemos de tiempo, vuelvo a recordar guiaros por vuestro corazón muchas cosas las descubriréis cuando sea el momento- Dijo la princesa Selena.
Anuncios

8 comentarios en “Peter Samensil y el campamento 8.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s