Vamos con el desenlace del relato de mi hija Noelia espero que os guste, besazos enormes !!!

-¿Puedes verla? –Marta afirmó con la cabeza- La escribí en uno de mis relatos…

La niña miraba extrañada a la desconocida y él las presentó, aunque Marta se alejó cuando ella extendía su mano para saludarla debidamente sin dirigirla ni una sola mirada. Cristian dudó un poco de que Marta fuera capaz de verla pero le hizo tanta ilusión que se dejó llevar.

En el recreo Marta saludó a Cristian ignorando a la chica que se interponía entre ambos y Cuando él se dio cuenta del engaño dijo enfurecido y con una expresión de desprecio- Déjate de idioteces…¿Cómo fui capaz de creer que la veías? No te me acerques…

-¿Qué dices? Te vi hablando solo y me diste pena…¿Qué tiene eso de malo?- Respondió Marta con compasión. Cristian se alejó seguido de la chica, pero Marta comprendió que no podía hacer nada, que había metido la pata en el fango y debía dejarlo así.

Y aunque Cristian se había prometido no escribir esa libreta le ardía en la mochila que colgaba de su espalda. La chica miraba el muñón de su brazo derecho con desesperación y su mirada de terror era capaz de petrificar a cualquiera. Y entre tanto insistir logró que Cristian cogiese entre sus dedos un bolígrafo azul que se deslizó lentamente por el papel escribiendo: Sakura.

Aquel era el nombre de la niña que le había acompañado durante el día y significaba flor de cerezo. Le había parecido correcto llamarla así por su delicadeza y la alegría que desprendía.

Sakura se fue alejando hasta desaparecer y a Marta nadie la volvió a ver tras aquella noche. >>

-Algunos dijeron que se mudó, otros que se escapó del orfanato o que la asesinaron…-explicó aquella voz- Pero entre las especulaciones la verdad se ocultó en una de las libretas. Cuando Sakura se fue Marta desapareció con ella.

-Era uno de sus personajes- Añadí fascinada. E igual que él se salvó, en el mundo que creé para él, Cristian me salvó a mí.

Mire orgullosa aquel cuaderno, cogí mi mochila y subí al interior del autobús, que me recogía en una parada cercana a Covibar, y fui a mi instituto mientras escribía mi próxima aventura.

Anuncios

6 comentarios en “Telaraña de letras 3

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s