El deseo desciende al laberinto de tu cuerpo

Plegado hacia tus pies pierdo mis fuerzas,

Mi boca y lengua quieren venerar esos cimientos,

Que sostienen a una diosa que me alienta.

Tus pies son mi fetiche, mi hermoso juego,

Tus dedos se hacen veinte entre dos plantas.

Dos flores que atrevidas me enloquecen y son mi ruego

Y cuando me los muestras… más me encantas.

Soy siervo de tus pies y tus andares,

Soy esclavo para ungir por aceites tus pliegues.

Mi dueña, que los entrega  para que juegue

En recorrer mi mente en sus pecares.

Fetiche por el que hago reverencias

De recorrer con besos pieles y arcos,

Pues los talones son sonrisas que desvelan las esencias,

Los deseos que por tus pies… yo imploro y enmarco.

Ahora sigue jugando con tus pies que son mis mieles,

Mientras, mis manos recorren a la diosa por sus pieles.

Te dieron mi punto flaco para que en mi mente rieles,

Diosa que atraes por tus encantos… tantos fieles.

Anuncios

21 comentarios en “Tus pies

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s