Oh calor, dulce verano agotador,

Oh Bendito encierro con ventilador.

Que vas refrescando este sudor,

Mientras me quedo como vine al mundo, sin pudor.

Oh ventanas abiertas para sentir la corriente,

Esas… que noto surcar desde mis pies hasta mi frente.

Pegada al mármol del baño, metida en congelador,

Oh febrícula ocasionada por implacable calor.

Tú, Dios que afloras el olor,

Desprende de los adentros el clamor

Que evapora hielos por este ardor.

Oh que delincuente y traumático el hedor.

Oh verano azotador de un sol que nos observa,

Que nos bautiza desde su amanecer sin contienda.

Mientras… seguiré guarecido con el aire acondicionado de una tienda,

Seguiré refugiada de estas agotadoras llamas ¡cual conserva!

Anuncios

20 comentarios en “Oda al calor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s