Susurra el viento a las hojas que a su tacto se desnudan,

Contonean en un baile que las libera hasta dejar su esqueleto.

La naturaleza lo baña por lluvias mientras tintinean gotas con secreto

Y las nieves, en lo alto de la montaña a su tronco se anudan.

El tiempo oscurece las tardes llenas de luces.

Los hogares son benditos lugares que nos alientan.

Los pucheros, mantas o los abrazos nos alimentan

Y ves llover como mares mientras conduces.

Noviembre, mes que prende chimeneas olvidadas,

Fríos que alimentan pañuelos, medicamentos,

Platos más contundentes por alimentos

Reflejos de ventana melancólicas en vaho mojadas.

El relevo que se acerca del otoño al invierno,

El deseo del mendigo tembloroso por el frío hacia el infierno,

Noviembre, transito de hogar ventilado a calefactor de averno

Colores mágicos que nos encierran en el hogar, lugar cálido… y tierno.

 

17 comentarios en “El relevo frío

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s