Lluvia clara que moja mi cara

Gotas esféricas deslizadas

Tan cristalinas de agua clara

Juegan, en mi rostro rodadas.

En la tormenta precipitada

Falta un paraguas, estoy empapada.

Lluvia clara que moja mi cara

Vertical en mí, agua que no para.

Y así, el frío calado en mis huesos

Se adentra su hastío, entumece mis dedos.

Llegar al hogar cálido y estrecho

Más tiempo en su aire… enfermará mi pecho.

Un gris ennegrecido que turbia los cielos

Un sol escondido tupido y sin huecos.

El frío imbatible por mis recovecos,

Un aire embravecido ¡y yo con estos pelos!

La nieve, la escarcha, paralizan mi marcha;

Como una cebolla voy equipada

Que el invierno frío entierre su hacha.

Llega ya florida, primavera deseada.

Entro en hogar quitando mis ropas

Para con amor preparar las sopas.

Que caliente este cuerpo que no siento;

Una manta en sofá… mi segundo pensamiento.

El vaho, empaña los cristales

De un calor cobijado bajo delantales,

Y sube la cuchara con su movimiento

Una gloria que baja calentando un cuerpo,

Que sabañones en frío… subió con retales.

Una chimenea, una manta, otro cuerpo

Que abrazado al mío sean el consuelo

De un cianótico que provoca el tiempo.

Mientras ya las pieles… se elevan al cielo.

Frío inhóspito desnudando flores

Llevándote inclemente todos sus colores

El ocio… ya en hogar limita pensamientos,

Tres meses por frío caminares lentos

Y en puchero me caliento… con sus olores.

10 comentarios en “El frío.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s