Vuelvo a tomar prestado el blog de mi madre para dejaros la continuación del relato 😉 Espero que os guste!!! Esta vez os puse cómo sería Elisabeth 😉

Aún sentía aquel abrazo frío de la muerte, reclamando mi alma con suavidad, pero también como arañó mi cuerpo con angustia cuando vio que me escapaba, escurriéndome entre sus brazos. No pudo hacer nada más que lamentarse.

¿Por qué estaba despierto? Lo único en lo que me fijé fue en los otros tres cadáveres que habían a mi lado. ¿Dónde me encontraba? Me levanté en silencio y vi que de mi pie colgaba una pequeña etiqueta. La dejé allí tirada y busqué algo de ropa… Elisabeth me las iba a pagar. No entiendo como salí de esta, pero no iba a perder mi oportunidad.

No había ninguna marca que desvelase lo ocurrido antes de reaparecer en este mundo que me había privado de la muerte. Cualquier rastro de quemaduras se evaporó. ¿A dónde iría? No podía decirle a mi madre que, a pesar de haber muerto calcinado por unas llamas inexistentes, había vuelto a la vida por un milagro y que iba a buscar a los que quisieron mi muerte para devolverles el favor… Enloquecería, perdería todo rastro de cordura. ¿Habría sido capaz de reconocer que era su hijo? ¿Entendería que fuese capaz de escapar de los brazos de la muerte? Ni yo era capaz de admitir que esto ocurría realmente, casi me parecía vivir una pesadilla. Pero todo era demasiado real y en los sueños no podemos morir y yo lo había hecho.

Lo siento por ella, nadie tendría que ver el cadáver de su hijo, sin embargo era un hecho demasiado habitual en nuestro mundo.

Empezaría de cero…

En un par de días me habían puesto nombre aunque nadie me puso apellidos por lo que legalmente no existía. Brandon. Alguien decidió que me apellidase como la directora de aquella academia privada. Una mujer de anciana edad con una personalidad extrovertida y tranquila que se dispuso a ayudarme. Tenía contactos, pues logró que todo se tramitase legalmente y en un par de semanas ya se habían finalizado todos los papeles. Brandon Tukusama. La academia contaba con tres edificios de apartamentos para los estudiantes que ingresaban allí y para mi suerte era una escuela masculina que realizaban muchas actividades con la escuela donde estaba estudiando Elisabeth.

Aquella mujer había construido en total siete academias como esta en distintos puntos de Japón e Inglaterra. Una anciana adinerada que dirigía las siete academias más prestigiosas de arte y danza. Desde el día que fallecí hasta que desperté habían pasado tres días. Estábamos en verano, el segundo trimestre del curso escolar acababa de terminar (en Japón el curso empieza en primavera).

Se empeñó en que diese clases con profesores particulares todos los días durante, prácticamente, todo el día. Aprendí piano, violín y canto. Después avancé mucho en matemáticas e historia y pocos días antes de empezar el curso practiqué ballet y gimnasia.

Entendía aquellas intensas clases que me vi obligado a tomar. Ella era la directora y había adoptado a un chico que no debía dejarla en mal lugar. Eso hice, me esforcé cada día, hora e instante para agradecerla toda la ayuda que me había prestado.

Sin embargo aquella presión hizo que me diese cuenta de un detalle, ya no era un chico corriente. Había dejado de ser humano desde el instante en el que volví a la vida. Lo vi en mis ojos, uno aún de un intenso azul y el otro del color de la sangre. Lo único que me recordaba que estaba muerto.

17 comentarios en “Los ojos del demonio 3

    1. Hola corazón la verdad es que la ayudita se está notando mucho, mucho, mucho. Me faltaba la mitad y ahora me faltan una pizca menos de 60.000 minutos sorprendentemente porque yo veía un imposible el poder hacer los 113.000 que me faltaban. Espero que tengas un genial inicio de semana corazón y gracias :-* muashhhhhhhh.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s