Sacrificio y ritual desde la civilización minoica

Roma conquistando Hispania,

A día de hoy entrada estoica

De ver morir con ufanía.

No es sino la suerte del astado

De un arrojo noble, acorralado.

El pagar la entrada de ver su desgracia,

Llamarlo de otro modo es una falacia.

Con música folclórica se llenan plazas,

Donde rejoneadores clavan sus lanzas.

El torero lo cansa con su capote

Para matar al toro con un estoque.

El albero en la plaza el adecuado

Cuadrilla al completo, va preparando

Cuarto y mitad de carne, para despiece.

Hace días la cartelera para que empiece

La procesión de un toro atormentado

Que no elije matar, ni ser matado.

Traje de luces y giros de muñeca,

Hacen que el capote baile con la muleta.

De seis a ocho centímetros de banderillas

El público en aplausos, desde sus sillas.

3000 toros temporada, sacrificados,

Por conocer las suertes de los astados.

Golpe de gracia en nunca y el descabello

Cuerpo muerto arrastrado por mulilleros

Pañuelos blancos en sangre son ya manchados

Pobre suerte de un toro, crucificado.

Anuncios

13 comentarios en “Los toros en la plaza.

    1. Yo tampoco, respeto a todo el mundo incluidos a los animales y seres vivos por eso creo que por ejm la doma clásica es bonita ya que no sufre el animal. Pero los toros me recuerdan una terrible crucifixión injusta. Besos me alegra que te haya gustado un fuerte abrazo cariño, feliz miércoles !!!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s