Brindar por amor

30a91740414b05602396e2c68dbaaa41

Recuerdo el primer instante

Donde mis ojos te vieron,

Que con verte te quisieron

Y soñaron con amarte.

La conquista no fue fácil

Pero tu sonrisa grácil

Me tenía enamorado.

Siendo mí sueño soñado

Me hizo luchar por lo difícil.

Por ti bajaré la luna

Mujer, te daré mis brazos

Extendidos como abrazos.

Con esta alma desnuda

Seré la calma sin plazos

Pues como tú… no hay ninguna.

Soy la marioneta entre tus manos

El hombre que te promete cuidar.

Niña, deja ya de soñar;

Que ya no exista camino,

Pues moriremos de ancianos,

Pues solo tú mi destino

Donde quiero caminar.

Brindo con copa de vino

Por tanto… que te voy a amar.

Paz

mujer-en-la-cama-con-el-portatil_385-193237961

Entonces comprendí que no sería tan difícil no tenerla a mi lado a pesar de desearlo con todas mis ganas; porque su descaro e imaginación haría que hasta de esa manera descubriese una Paz diferente, única y me hiciera quererla con cada acto entregado un poco más.

 

La rutina fue paralizando de manera obligada el mostrarnos con gestos nuestro cariño.

 

Pero dos días habían pasado casi sin darnos cuenta nuevamente por la noche como cada día… llame y esta vez, tenía nuevamente ganas de sorprenderme.

 

  • ¿Qué hace lo más bonito del firmamento?
  • Encender el portátil cariño, ¿puedes encenderlo tú también? Ya logré arreglar el problema de internet y puedo verte por videoconferencia
  • -¡Qué alegría! Espera que voy a encenderlo.

 

Le decía a Paz mientras, como loco, encendía mi portátil.

 

Sus juegos traviesos me hacían querer saltar la pantalla, viéndola arrebatadora con una lencería color hueso casi transparente que me hacían querer acariciarla cada lunar, besar sus clavículas, lamer sus caderas, dibujar sus curvas con mis dedos entregados para ella.

 

-Pero bueno, que parece que hubiera pasado un ángel-

– No ha pasado cariño estoy viéndolo ahora mismo-

– Jajaja Javier eres un adulador-

– ¿yo? Pero… ¿te das cuenta de cómo me recibes?-

– claro cariño. Si estoy así por ti-

– Ummmm –

– Tú ponte cómodo-

– ¡A la orden mi sargento!-

 

Desapareció por un instante de aquella pantalla que quería sin dudarlo atravesar, para estar a su lado.

 

Una música empezó a sonar de fondo y mi musa volvió perversamente, con su cuerpo ligeramente tapado moviéndose al son de la música.

 

  • Creo que tu estas queriendo ser muy, muy mala-
  • Yo lo que quiero es tenerte aquí pero… al no poder tocarte yo, tendrás que hacerlo tú por mi-
  • Mmmm jajajaj sigue nena-
  • ¿quieres más?
  • ¡Claro! No me puedo quedar así-

 

Sus manos comenzaron a deslizarse por sus pechos, por su sexo, humedeciendo sus labios mientras que se acercaba y separaba para volverme loco.

 

Mi mano se deslizó a mi miembro mientras que mis ojos, disfrutaban de verla jugando de manera perversa conmigo.

 

Saco uno de sus juguetitos chupándolo con su lengua haciendo un recorrido que bajaba deslizándose por sus curvas hasta llegar a ese sexo húmedo que yo necesitaba probar.

 

Era un castigo el no poderla tener a mi lado para darla unos buenos azotes por estar siendo una niña muy mala.

 

Por otro lado… mi miembro duro quería contenerse para alargar el placer que yo le aplicaba con mi mano.

 

  • ¿Quieres que me meta hasta dentro el juguetito? –

Me decía Paz cruelmente mientras que el capullo de ese falo la frotaba su clítoris endureciendo sus pezones.

 

  • Si cariño no pares, imagínate que soy yo agarrando tu pelo, parando el momento para lamer tu sexo con locura, no pares nena –

 

Decía yo muy agitado necesitando verla llegando al orgasmo.

Un gran pene rosado de látex se introducía totalmente en su sexo bien húmedo, mientras ella, totalmente abierta, acercaba el portátil a su sexo para que pudiera casi introducirme yo también.

 

Mi mano comenzó más rápido a jugar con mi cuerpo mientras que la veía retorcerse de placer

Y acabamos ambos sucumbiendo a los orgasmos tan lejanos y tan cómplices.

 

Nos separamos de ambos ordenadores para limpiar nuestros placeres, y al rato estábamos de nuevo como si nada hubiera ocurrido hablando de la necesidad de ambos de estar juntos.

 

Se alargó nuestra necesidad de contarnos hasta lo incontable por no perder esa imagen que veíamos al otro lado más de una hora, entonces  Paz con amor…

 

  • Cariño, debemos de descansar los dos que mañana nos toca madrugar a ambos-
  • Tiene toda la razón señorita –

La sonreía con cariño.

 

  • Yo también te quiero Javier, ya queda menos de la mitad de la semana-

Me decía sonriendo mientras que ponía sus labios en la cámara.

 

  • Muashhhhhhh, dulces sueños mi amor-
  • Buenas noches princesita-

 

La videollamada terminaba dejando una completa oscuridad.

Me tumbaba en la cama del hotel habiendo apartado el portátil al aparador y suspiraba de amor, no me parecía para nada cursi pensar en que fuera así. Estaba como en una nube pensando en cada acción de Paz, en lo feliz que me hacía. Y de ese modo, caí rendido en la cama.

20 tipos de AMIG@S !!!

tipos_de_amigos

Vamos a ponerle el humor al día que es viernes Yujuuuu. Yo con esto de carnaval no doy a basto y creo que a partir de aquí os deseo un estupendo fin de semana a todos lleno de sonrisas y buenos momentos con los vuestros. ¿ Ya me contaréis si tenéis algún amigo que tenga unas características parecidas? Besos a todos. GRACIAS POR VUESTRA AMISTAD QUE SEA COMO SEA, SIEMPRE ES ESTUPENDA !!!

muackisssssssss. 🙂

No se pide

Featured Image -- 12789

salafrancablog

Como cambia el cuento con el tiempo,

Como el libro que se escribe… pasa de novela rosa

Esa enredada y maravillosa, a un drama que olvidó su templo

Y que da prioridad al mundo, mientras tú ingieres esa losa.

Los inicios pasionales, deseosos, y entregados

Al tiempo… los besos escasean, cumplidores u olvidados

Mientras que la rutina les flagela

Y el corazón al no latir se congela,

En un frío que no siente esos abrazos deseados.

Quizás sea la culpa de amar con todas las intenciones,

No comprender un amor sin ilusiones

Y acomodarse en un querer con otro prisma.

Pero los ojos los abro… por mi misma

Y no quiero distinto amor sino el que prende las pasiones

El que acaricia cada día los corazones

Y reclamarlo… es algo que me abisma.

 

Ver la entrada original

Remar por amor

Featured Image -- 12787

salafrancablog

Un trozo de alma se pone a pensar

En una goma agarrada para tensar.

Si las manos se pusieran en la piel

La vida se degustaría como miel

Y no se harían al tiempo un pesar.

Un corazón que emprende las fases

De latir con ritmos voraces,

Pecho como caja de música agitada.

Siente la calma encontrando tu mirada,

Y sus latidos sin ti, son incapaces.

Los besos tienen un imán que caen en tus labios,

Las manos juegan a liarse por los huesos

Romper la goma fue motivo de sabios,

Para seguir… entre el juego de los besos.

En el amor no siempre se razona

Las diferencias a veces posicionan

Una barrera que aleja la otra parte,

Si es tu latir, la lejanía hace el desastre

Y las heridas, el alma descorazonan.

Ahora rema por amor a un mismo lugar

Deja que bese de tu cuello ese lunar

Y…

Ver la entrada original 22 palabras más

Onírico: La cantimplora

pozo

Me encuentro en la frondosidad de un bosque. No sé hasta qué punto me he adentrado. Llevo una mochila en mi espalda y me detengo algo fatigada. Entonces comprendo que las horas no me las ha quitado nadie. Me siento en unas piedras para tratar de pensar. En el interior de mi mochila puede que encuentre una pista para mi amnesia. Abro su cremallera sobre mis piernas y encuentro una cantimplora medio llena en la que sólo se aprecia un: “Es”, en rotulador y un pegote de tinta negra que hace ilegible lo que pone. Un arnés manchado de barro y una brújula que no muestra movimiento alguno para situarme.

Comprendo que alguien se ha quedado en el camino pues esa mochila no es mía. Tampoco entiendo porqué la llevo yo. Por más que miro mi entorno nada me hace recordar.

Mirando hacia arriba no se llega a descubrir el cielo por la densidad de las copas de los árboles y entiendo que debo continuar aunque no sé hacia dónde. Estar ahí, me hace sentir claustrofobia.

Camino hasta que las piernas me flaquean. Varias veces he gritado si hay alguien y ni los pájaros han sonado dando respuesta. Y por más que avanzo todo me viene  a parecer lo mismo.

Sin previo aviso unas lluvias han empezado a bombear un aguacero. Unas grandes compuertas de agua que me hacen correr sin detenerme.

Trato de ir ladera abajo y mis suelan resbalan. Cada vez veo menos mi entorno por la lluvia pero sigo corriendo.

Mis piernas no responden y caigo rodando hasta un gran agujero que parece no tener fin. Es un zulo natural y el agua de su interior ha detenido mi fatal caída.

La estrechez me hace intentar agarrarme a las raíces para ir subiendo, pero mis manos resbalan. Miro y calculo unos tres metros y medio hasta la salida. Quizá me confunda. Mi respiración está muy agitada y sólo quiero salir de allí.

Mientras, sigue lloviendo con fuerza sobre mi cara, como un chorro a presión que quiero que termine.

Creo que estoy en un lugar que nadie conoce y que ese será mi destino. Me acuerdo del arnés y hago una especie de contorsionismo por sacarlo. Veo a mí alrededor como el  barro lo recubre. Esa tal “Es”, estuvo tal vez aquí dentro. Grito de nuevo pero mi voz no sale, no hay eco, no hay nadie. La fuerza del agua crece y mientras observo el diluvio universal, mi cuerpo va poco a poco subiendo con la crecida del líquido de aquel foso. Creo que ya sólo un metro y medio me separan de una brillante luz que cada vez se hace más fuerte. Sigo subiendo hasta casi tocar el borde. Un hierro tiene perfectamente delimitada su circunferencia. Mi cuerpo sale por una alcantarilla a una calle donde no llueve. Me quedo fuera sentada en el suelo. Tampoco hay nadie y yo estoy totalmente seca.

Me quito la mochila y vuelvo a mirar en su interior. Todo está igual pero con la claridad aprecio todo mejor. La cantimplora me quitará la sed de aquel momento. Al cogerla, leo Esperanza y me quedo tranquila y aliviada. Entonces… todo desaparece por completo.

Un maldito despertador me hace hablar en Arameo en mi cama.

Alma sincera

a1a41__1349717398-2b89fae371491adb81625b6bdab89e261

Eres mi rosa

La flor abierta bebo

Mi mariposa,

Placeres y deseos

Mieles en ti se posan.

Las caricias el destino de tus curvas

Escalera descendida por tus colores,

Que en tus pies despliega los amores

Donde tus labios piden ansiados de calores,

Que mis besos te mordisqueen con locuras.

Eres el templo al que me postro

Donde me espera otro día para amarte.

Mi amanecer es despertar viendo tu rostro

Y así mi vida la he hipotecado en desearte.

Ahora solo déjame ser tu mundo

Mientras que tú me llenas de primavera.

El barco que comparta ya tu rumbo

Las horas, los días y vida entera

Te los da el hombre, que sin ti estaba moribundo,

Y que entrega su alma… más sincera.

De nuevo

broken-heart-15403-696x4351

Los perdones ya no valen

Las intenciones tampoco,

Son las acciones que salen

Las que promueven un coco

Donde lágrimas te calen,

Y la excusa… sepa a poco.

La ruptura que hace siega

Con la muerte por guadaña.

Heridas en el latir que mortalmente lo daña.

De dos, uno fue paralizando su entrega.

No hay rencores ni recuerdos

Solo quedan experiencias.

Los amores van con ciencias

Que no comprenden los cuerdos.

Un día, solo esperas encontrar esa mitad

Que parece que encaja con tu estructura.

Que te inunda de amor y de locura

Y que es tu mundo, tu vida y tu verdad.