Mientras que rebuscábamos entre las hojarascas me percaté de que sin saber el tiempo que había podido pasar, ninguno tenía síntoma de sueño alguno y que la claridad del entorno (sin percibirse si continuaba el sol, al otro lado del cielo perdido presente) era exactamente la misma desde nuestra llegada.

 

Ya estaban cinco de nuestro grupo nuevamente con Ramsar y encontré una piedra especialmente hermosa y del mismo tamaño que había sugerido nuestro maestro en lucha, me acerqué hacia Stella la veía removiendo con los pies y las manos todo lo que tenía a su alrededor y se la di para que se uniera también al grupo, al ponérsela en sus manos nos miramos nuevamente comprendiendo mi acción y me beso justo antes de salir hacia los compañeros.

 

Me quede allí donde ella se encontraba y de seguido nuevamente divisé  otro canto esta vez parecía un cristal transparente en ese momento también me aproxime hacia mis compañeros y al llegar ya estábamos todos allí.

 

Ramsar nos hizo posar sobre la tierra frente a nosotros cada canto, cada uno de ellos no tenía ninguna similitud. En el centro él había puesto una gigantesca piedra negra porosa como si de una piedra pómez de baño se tratase y un montón de palos tipo lanzas, pude contar diez en ese momento, por lo que sobraban exactamente dos si la idea es que lleváramos una, cada uno de nosotros.

 

 

  • Esto es sencillo vosotros habéis seleccionado el canto que necesitáis para vuestra lucha pero ha sido porque la naturaleza os ha elegido también para que lo encontrarais, cada uno tiene un poder, el objetivo es hacer una lanza y guardar en una bolsa el polvo sobrante de la punta que elaboréis, los palos de lanza vienen como os dije de nuestro árbol sabio y la cuerda que agarrara dicha punta limada, son lianas del mismo árbol. Me veréis hacer mi lanza y de seguido elaborareis la vuestra.

 

Estábamos en un círculo alrededor de la gran roca y observe la diversidad de colores de cada canto, fue ver a Ramsar crear una perfecta lanza y proceder cada uno con la nuestra, no creí viendo al grupo en pleno proceso que todos fueran tan habilidosos con el cometido y después de diversos golpes contra la roca y varios frotes al ras de ella como si afilásemos un cuchillo jamonero, toqué aquella perfecta punta y me di cuenta de lo afilada que había quedado y de las armas tan potentes que estábamos fabricando.

 

Con la ayuda de Ramsar alguna chica termino su lanza y ya con ellas y con el polvo sobrante en unas bolsas que nos proporcionaron de piel, nos explicó a cada uno, la manera de usarla y su poder.

 

Me remangue el jersey para sentirme más cómodo al hacer los movimientos que nos indicaba Ramsar y la manga continuaba totalmente húmeda no comprendía la intención o el uso de ello pero al remangarme unas pequeñas gotas cayeron hacia el suelo, al caer esas dos gotas el suelo creó un cuenco de agua transparente equivalente a unos dos litros de agua y Medio quizás tres.

Selena que estaba pendiente de cada uno de nosotros, al ver mi asombro se acercó a mí.

  • Veo que acabas de comprobar que el hacerte humedecer tu manga era por algún motivo, es sencillo nuestro mundo es muy parecido a la hora de alimentaros con el vuestro, pero el agua no es una necesidad para ninguno de los habitantes de él, este agua es mágica, me imagino que es un nutriente salino muy parecido a el agua que en vuestro mundo utilizáis a diario, por un lado cada gota abastecerá las necesidades de agua de cada uno de tus compañeros, por el otro puede ser un gran escudo ante cualquier ataque de fuego y siempre y cuando no te quites el jersey, perdurará su efecto. Así que si quieres puedes beber de lo que ha caído o llenar las cantimploras de tus compañeros porque os reportará energía. –

 

  • Muchas gracias Selena- Conteste yo al ser informado.
Anuncios

14 comentarios en “Peter Samensil y el campamento 7.

      1. Ahora hay muchas facilidades para la autoedicion, véase en Amazon. Y sino presenta tu historia a concurso en alguna editorial conocida, quizás allá suerte, es una historia interesante donde ofreces una alternativa a la realidad, y eso, se publique o no se agradece, 🙂

        Le gusta a 1 persona

  1. Como siempre un gusto seguir las aventuras de Peter. La escena de la piedra se nota que es lo que más te gustó de ahí.

    Pues lo de siempre para empezar. Elegir un narrador y reemplazar los puntos por lineas de dialogo, o rayas como le dicen algunos.

    y darle una revisión que faltan unas cuantas comas por ahí.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s